¿Cómo obtener un crédito hipotecario?

Comprar un bien inmueble es una de las decisiones más importantes en la vida de una persona. Si estás aquí es probablemente porque estás empezando a analizar todo lo que conlleva esta gran decisión y es por eso que queremos felicitarte. Sin duda el primer paso siempre es el más complicado y hoy, investigando aquí, lo estás tomando.


Hoy en día es necesario informarnos lo más que podamos para poder conocer las alternativas que las instituciones bancarias nos ofrecen y decidir lo que mas nos convenga.


Comprar un bien inmueble en una sola exhibición es algo que muy pocos logran hacer y es por eso que necesitamos un plan de pagos que nos funcione y se adapte a nuestras necesidades y posibilidades económicas. Este plan de pagos para un bien inmueble es lo que conocemos como crédito hipotecario.


El crédito hipotecario es un tipo de crédito a mediano o a largo plazo que está respaldado por una garantía hipotecaria. Es decir, que en caso de que el deudor no pudiera pagar el crédito otorgado, el acreedor podría quedarse con el bien inmueble que se ha adquirido. Es por esto que el crédito hipotecario puede ser una cantidad igual o menor al valor del inmueble pero nunca mayor.


El deudor y el acreedor deben llegar a un acuerdo para decidir el tiempo en el que se pagará el crédito y los intereses. Los intereses son el precio por el servicio del préstamo y generalmente se calculan con base en un porcentaje del crédito autorizado.



Los créditos hipotecarios son compromisos a mediano y largo plazo por cantidades grandes de dinero, por lo que las instituciones bancarias tomarán en cuenta los siguientes requisitos para autorizarlo:

Edad y salario: Para solicitar un crédito es indispensable que la persona sea mayor de 18 años y menor de 65. También se toma en cuenta los ingresos del solicitante y si cuenta con algún subsidio por parte de algún organismo nacional de vivienda (Issste o Infonavit). Por lo general, lo jóvenes tienden a conseguir mejores condiciones y en algunos casos estos créditos otorgados cubren hasta el 100% de la inversión. Del otro lado, las personas mayores tienden a obtener un menor porcentaje de inversión ya que se asume que tienen un ahorro mayor por la cantidad de años que han trabajado.


Historial crediticio: Las instituciones bancarias, revisan tu perfil en el buró de crédito antes de autorizar cualquier tipo crédito con la intención de conocer tu comportamiento como pagador en créditos anteriores. Esto se puede basar en créditos automotrices, tiendas departamentales, telefonía o cualquier servicio que te haya otorgado un crédito. Procura generar historial crediticio y mantener una buena calificación dentro del buró para poder conseguir un buen crédito hipotecario.

Capital inicial: Toma en cuenta que todo crédito hipotecario implica un gasto inicial para poder dar un enganche y cumplir con todos los gastos administrativos que se necesitan. Por lo general, las instituciones bancarias solicitan entre el 10 y 20 por ciento del valor total como mínimo. Es importante que cuentes con un ingreso constante y un ahorro considerable para poder dar este gran paso.


Por último, te recomendamos hacer una proyección de tu plan de pagos para considerar cualquier imprevisto y poder estar siempre al corriente.





11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo