Hablemos de seguros, ¿cómo puedo y debo asegurar mi departamento?

Una vez que te haces dueño de tu departamento, puedes llegar a contemplar todos los detalles, pero es muy común que no hayas investigado por completo qué hacer para poder tener un seguro que te funcione y que proteja tu patrimonio.



Hay que ser muy consientes de contar con un seguro para tu hogar, como lo hemos platicado en blogs pasados, tu hogar es una gran inversión, es el patrimonio más importante de vida y es por eso por lo que no podemos tomar a la ligera cuando se trata de contratar un seguro para protegernos en caso de que algo malo suceda.


Pero, ¿qué es un seguro?

Un seguro es un contrato entre le propietario de un inmueble y una aseguradora, este contrato se compromete a cumplir daños parciales o totales. Dependiendo del seguro también se pueden cubrir pérdidas relacionadas con las pertenencias dentro del inmueble.


Un seguro está conformado por:


Continente

Esto se refiere al inmueble en sí, incluyendo todo lo necesario para su funcionamiento: puertas, ventanas, pilares, columnas, etc.


Contenido

Todas las pertenencias que se encuentran dentro del inmueble.


Cobertura

La lista de situaciones de las cuales protege la aseguradora al bien inmueble.


Suma asegurada

Es la cantidad que la aseguradora se compromete a cubrir en caso de que algo pase. Esta cantidad se calcula con base en la valuación del continente y el contenido.


Prima de seguro

Esto se refiere a la cantidad que paga el dueño del inmueble periódicamente a la aseguradora.


Deducible

Es una cantidad establecida que el propietario se compromete a pagar para iniciar la reclamación algo que haya sucedido. Tiene como objetivo que el propietario no provoque daños al inmueble de manera intencional.



Te mencionamos todas las partes en que se divide un seguro para que tomes en cuenta todos estos factores y puedas comparar entre un seguro y otro antes de que tomes la decisión de contratar alguno.

Existen diferentes instituciones bancarias y aseguradores que te ofrecen diferentes planes y tipos de seguro. ¡Evalúa todo esto y decide cuál es el que más te conviene! También tendrás que escoger entre los tipos de cobertura que existen para un seguro de un bien inmueble.

Cobertura simple

Esta cobertura se refiere a la lista de siniestros más comunes. Entre los más frecuentes están: robo con y sin violencia, incendios, caída de árboles, explosiones, desastres naturales, fallas eléctricas, cristales rotos, fugas , fallas estructurales y accidentes de terceros dentro de la propiedad.


Cobertura extendida o complementaria

Esto se refiere a los servicios adicionales que ofrece la aseguradora dentro de la propiedad. Por ejemplo: asistencia médica y psicológica, asistencia en viajes, remoción de escombros, asistencia legal, apoyo en gastos funerarios etc.


Responsabilidad civil

Esto se refiere a la cobertura de daños a terceros y sus pertenencias que hayan sufrido algún siniestro dentro de la propiedad.


Esperamos que con todos estos datos te puedas informa y que puedas evaluar qué aseguradora o institución bancaria es la que te conviene contratar para asegurar tu patrimonio. Lo mejor siempre será no tener que utilizar estos seguros, pero es necesario tenerlos para estar prevenidos en caso de que algo suceda.


Recuerda que siempre puedes venir a conocernos, enamorarte de tu nuevo estilo de vida y pedir asesoría de nuestra parte para todo lo relacionado a tu nuevo hogar. CLICK AQUI y reserva una visita.



7 visualizaciones0 comentarios